01 junio 2011

Acabo de cumplir 40 años...



Acabo de cumplir 40 años y la verdad es que me han sentado estupendamente. Tengo una vida muy agradable y todo se lo tengo que agradecer a mis amigos, pero sobre todo, a mi marido Ángel y a mis hijos, Marcos y Lucía.
Marcos tiene 14 años y es un chico muy estudioso y muy deportista, de hecho juega en el equipo del Real Madrid en Cadete B. Lucía tiene 11 años y también se le da muy bien los estudios. Le encanta bailar hiphop y está en un grupo de baile que se llama B-banns y son campeonas de España. Mi marido tiene 43 años y es gerente de un concesionario de Audi. Le conocí cuando tenía 20 años y empezamos a salir, y seis años después nos casamos. Después vinieron Marcos y Lucía.
Vivimos en Madrid en un adosado de la calle Arturo Soria, aunque en verano solemos irnos a Manhattan, que pertenece al condado de Los Ángeles, allí tenemos una casita cerca de la playa y la verdad es que nos encanta pasar unos días allí.
Normalmente Ángel lleva a los niños al colegio y yo me voy al trabajo en coche. Trabajo en un colegio como profesora de infantil, con niños de 3 añitos. Sinceramente me encanta, no me puedo quejar porque me gusta poder ayudar y enseñar a los niños pequeños. En los recreos cuando no tengo guardia me voy a desayunar con mi amiga María, que también es profesora aunque ella es de primaria. La mayoría de mis amigos son los que llevan conmigo desde el colegio y el instituto. De hecho mi mejor amiga, Sandra, la conocí cuando tenía 13 años y aún seguimos juntas. Cuando terminé 2º de Bachillerato y me metí a estudiar Magisterio de Infantil, compartí piso con ella hasta que me fui a vivir con Ángel.
Los días de diario no solemos tener mucho tiempo libre para hacer actividades en familia, ya que los niños tienen que estudiar y Ángel y yo nos vamos un rato al gimnasio. Pero los fines de semana nos vamos a comer fuera, a mi pueblo de Navalmoral de la Sierra en Ávila, o al parque, con nuestra perrita Luna que es un Golden Retriever y con Chewaka, que es nuestro mono de raza Jovial.
La verdad es que no cambiaría ni a mi familia, ni amigos, ni trabajo por nada del mundo, estoy orgullosa de haber conseguido todo esto y haberme esforzado tanto, porque todo tiene su recompensa.

2 comentarios:

  1. Bien, Cristina, lo corregiré más tarde.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Cristina. Estupendo plan de futuro, ánimo con él.

    NOTA 8

    ResponderEliminar